Cine y Televisión

Películas románticas (de amor y desamor) que merecen la pena

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Oye, ver y sobre todo querer ver películas románticas no es un delito. Y menos en estas fechas navideñas, ¿no? A pesar de que el mundo exterior se llena de personas con prisa que recorren tiendas de todo tipo, la parrilla televisiva adquiere reflejos granates y dorados a través de esos clasicazos navideños que tienen guardados en un cajón que abren cada diciembre. Ya sea la película alemana de turno que RTVE le compró a la Merkel, alguna de Marvel para que los más pequeños se entretengan o esa en la que Sally nunca ha vivido una navidad de verdad hasta que conoce al apuesto Tom, los títulos son variados pero con un objetivo común: contagiar amor y buenrollo navideño.

A mí me gustan las películas románticas; me han gustado siempre y con el tiempo he aprendido a ir afinando mi gusto y a espantar a manotazos a todos los que se me reían en los círculos cinéfilos. En este sentido, hace ya bastante tiempo elaboré una lista en mi difunta cuenta de FilmAffinity (¿soy la única que desea constantemente retomarla pero que nunca la retoma en serio?) donde acumulé varios títulos de películas románticas que me gustan porque, en general, todas me han enseñado algo sobre el amor. Aunque esto de las enseñanzas y el aprendizaje es algo muy relativo. En realidad, no es que cada cinta me haya dado una clave que no conocía, sino que me ha hecho pensar en algo que ya estaba dentro de mí pero que a veces necesita un clic para que comience a bullir. Es lo que pasa con el cine, que te hace pensar en cosas que ya sabes pero a las que apenas prestas atención.

Aprovechando que enfrentamos la recta final hacia estas fechas señaladas de las que escribía antes, quiero compartir aquí esa lista para ofrecer un recurso por si alguien quiere ver una película romántica pero no le llama la atención esa de La 1 donde la protagonista tiene el pelo perfecto hasta después de correr una maratón y caerse por un barranco rodando. He de decir que ninguna de ellas me parece una bazofia, y que, en general, me seducen por temas de guión, puesta en escena y/o interpretación. Pero si no estáis de acuerdo conmigo podéis pegarme. También veréis que es una lista muy mainstream, bastante americana y con mucho señoro dirigiendo, pero ahí está uno de mis propósitos para 2019: ampliarla, sobre todo enfocada al cine dirigido por mujeres y al asiático, donde sé que hay verdaderas joyas -no, todavía no he visto Deseando amar (Fa yeung nin wa (In the Mood for Love), Wong Kar-Wai, 2000)-.

Películas románticas favoritas sobre amor y desamor

10.000 KM (Carlos Marques-Marcet, 2014)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina
Si alguna vez has tenido una relación a distancia, esta película te sonará de algo. Una pareja muy sólida, casi de improvisto, debe separarse Barcelona-Los Ángeles (10.000 kilómetros) por temas de trabajo. La distancia, en ocasiones, es un tema tabú en el cine y en las relaciones reales, y en 10.000 KM se trata con honestidad y con la dureza necesaria, notándose que el guión de la película nace de haber vivido en primera persona una experiencia similar. Natalia Tena y David Verdaguer, los protagonistas, están impresionantes, y es todo un logro teniendo en cuenta que soportan sobre sus hombros todo el metraje de la película (no hay más actores). La cinta comienza con un plano secuencia espectacular.

  • Duración: 98 min.

(500) días juntos ((500) Days of Summer, Marc Webb, 2009)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina
Con este título seguro que hay alguien que quiere pegarme. Ha sido bastante criticada a posteriori por tener demasiado tufo hipster y contribuir a engordar el personaje tipo de la Manic pixie dream girl con su protagonista femenina (Zooey Deschanel) pero el guión de esta película, cuando la vi siendo toda una adolescente, me pareció divertido y certero. Hay veces en las que comenzamos una relación que para nosotros es seria pero para la otra persona no, y comenzamos a albergar pájaros en la cabeza mientras nos enamoramos hasta que nos damos un hostión con la realidad: la otra persona, simplemente, no está enamorada de nosotros. O somos nosotros los que no conseguimos enamorarnos. (500) días juntos habla de todo esto.

  • Duración: 96 min.

Alabama Monroe (The Broken Circle Breakdown (Alabama Monroe), Felix Van Groeningen, 2012)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Esta película toca dos de mis puntos débiles: saltos de guión que uno tiene que ordenar y bluegrass como banda sonora. Con una química entre los dos protagonistas de otro planeta (la mejor de la lista, sin duda), Alabama Monroe es una historia sobre cómo a veces el amor no es suficiente. Un dramón de los buenos.

  • Duración: 112 min.

Alta fidelidad (High Fidelity, Stephen Frears, 2000)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Esta es un clásico para todos aquellos nostálgicos de los 90 que se niegan a aceptar que hemos cambiado de milenio. El relato entre discos de vinilo (con rotura de cuarta pared incluida) de cómo Rob (John Cusack) quiere recuperar a su antigua novia. El personaje masculino deja bastante que desear (lo siento, nostálgicos) pero al menos es mejor que los protagónicos que hizo Cusack de adolescente durante los 80. ¿Lo mejor? Tim Robbins.

  • Duración: 107 min.

Trilogía Before (Antes del amanecer, atardecer y anochecer) (Richard Linklater, 1995-2004-2013)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Vamos a empezar por que Richard Linklater, a mi juicio, ha hecho cosas con el género cinematográfico que no suelen verse. En esta trilogía, Céline (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke) viven un romance que continúa en cada película, respetando el tiempo natural. Después del primer encuentro en Antes de amanecer, volvemos a verlos diez años después en Antes del atardecer y, tras esto, cinco años más en Antes del anochecer. Un guión machacado (en el buen sentido), diálogos orgánicos y un dúo interpretativo casi perfecto para estas películas. Merece la pena ver estas perlas que Linklater hace a veces con el lenguaje del cine.

  • Duración: 101 + 77 + 104

Beginners (Principiantes) (Beginners, Mike Mills, 2010)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Una amiga me dijo sobre esta película: «Estas pelis tan idílicas no deberían existir». Y, en parte, tiene razón: dos protagonistas bellos e inteligentes se conocen en un ambiente indie. Sin embargo, en Beginners el amor tampoco es una tarea fácil, pues se mezcla con los traumas internos y los recuerdos que los personajes arrastran. ¿Lo mejor? Que al final no vence el miedo, y eso es algo que en la vida real no siempre ocurre. Eso, y Christopher Plummer.

  • Duración: 105 min.

Como locos (Like Crazy, Drake Doremus, 2011)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

No es fácil encontrar una película sobre el amor adolescente que no haya sido escrita por alguien que hace mucho que olvidó cómo era estar enamorado con 18 años. En Como locos se muestra a una pareja que se enamora durante su último año de instituto y se quieren, precisamente, como locos, pese a la distancia que los acaba separando (EEUU-Inglaterra). Muestra las luces del amor pero también muchas sombras, rompiendo con clichés idealizados de momentos románticos como las despedidas y metiendo el dedo en una llaga que no a todos gusta: cómo vives tu vida cuando esa persona no está físicamente en ella.

  • Duración: 89 min.

Crazy, Stupid, Love (Glenn Ficarra, John Requa, 2011)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Otro título que meter en el saco de las películas románticas divertidas. Una comedia romántica en toda regla, pero con luces interesantes que la separan de lo típico y con cuatro protagonistas que son una apuesta segura casi siempre (Steve Carell, Julianne Moore, Emma Stone y Ryan Gosling). Crazy, Stupid, Love tiene una de las mejores escenas que he visto yo en una comedia romántica (sí, esa en la que el personaje de Stone le pregunta al de Gosling si es Photoshop o qué).

  • Duración: 118 min.

Embriagado de amor (Punch-Drunk Love, Paul Thomas Anderson, 2002)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Este título puede engrosar muchísimas listas, pues se trata de una película peculiar, llena de colores y de humor negro, con un protagonista, Barry (Adam Sandler), que no es ni un guaperas ni una persona estable que busca caer bien. Paul Thomas Anderson construye con una puesta en escena cinematográfica de locos una historia de amor que a veces no es agradable ni entrañable (aunque, en general, lo es), pero porque las historias de amor agradables son, precisamente, las que sólo podemos ver en las películas. No puedo asegurar que a todo el mundo le guste, pero merece la pena darle una oportunidad.

  • Duración: 89 min.

En la cuerda floja (Walk the Line, James Mangold, 2005)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Biopic de Johnny Cash (otro punto débil) que es construido inevitablemente entrelazado con la vida de la que fue su última esposa, June Carter. Para los fanáticos de este músico y de sus dos protagonistas: Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon (que cantan con sus propias voces en la película).

  • Duración: 136 min.

Her (Spike Jonze, 2013)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Her no podía faltar. Con su mezcla de ciencia ficción y romance, esta película habla sobre heridas y sobre cómo la presencia de una nueva persona puede levantarnos y el amor puede volver a ser posible por mucho daño que nos hayan hecho. ¿Merece la pena que después de ello vuelvan a herirnos? Sin duda, todo lo que podamos aprender en cada nueva historia nos ayudará a digerir y asimilar todas las que dejamos atrás. De nuevo, un Joaquin Phoenix espectacular que ocupa cada uno de los planos de la película sin que uno se canse, apoyado siempre en una puesta en escena brillante.

  • Duración: 126 min.

Los puentes de Madison (The Bridges of Madison County, Clint Eastwood, 1995)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

¿Sorprendidos? La reina de las películas románticas por excelencia, la película que a los nacidos en los 90 nos sonaba a coñazo total cuando escuchábamos que la ponían en la televisión. Muchos no han vuelto a darle una segunda oportunidad, pero la merece. Una historia de amor al uso, con mucha intensidad y con el placer que supone ver en pantalla a Meryl Streep. Una última escena, entre lluvia y camionetas, que a muchos se nos ha quedado grabada para siempre.

  • Duración: 135 min.

Love Actually (Richard Curtis, 2003)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Pues claro que está Love Actually. Por muchos años que pasen, me sigue apeteciendo ver esta película cada navidad. Será por algo. Historias cruzadas en Londres con un casting que reúne a casi todos los actores británicos que lo estaban petando entonces en roles que te hacen quererlos. Una de las películas románticas que más escenas ha dejado para la memoria (Hugh Grant y su baile, el pobre Andrew Lincoln y sus carteles o Bill Nighy desnudándose mientras canta) y que viene a decir algo muy navideño, también: «el amor está en todas partes». Buena película que ver para hacerle un homenaje a Alan Rickman y acabar con una sonrisa.

  • Duración: 128 min.

Mi vida sin mí (Mi vida sin mí (My Life Without Me), Isabel Coixet, 2003)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Ann (Sarah Polley), a sus 23 años y con una vida agitada y llena de problemas, sabe que va a morir después de un reconocimiento médico. Desde ese momento, elabora una lista de cosas que hacer antes de irse entre las que están volver a enamorarse y encontrar una mujer buena para su marido. Un drama que cala hasta los huesos (como Coixet sabe hacerlo) y que lleva a reflexionar sobre el papel que el amor puede llegar a tener durante la vida. Una película muy bella, para ver en silencio.

  • Duración: 106 min.

¡Olvídate de mí! (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, Michel Gondry, 2004)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Uno de mis guiones favoritos, de nuevo de la mano de la ciencia ficción. ¿Alguno ha tenido una pareja impulsiva, de esas que dicen odiarte después de una discusión? En el mundo de ¡Olvídate de mí! existe la posibilidad de borrar a una persona de tu cerebro, para olvidarla de raíz. Pero, ¿y si en uno de esos impulsos lo haces y luego te arrepientes? ¿Cómo vuelves atrás, si ni siquiera te acuerdas de nada ni nadie?

  • Duración: 108 min.

Once (Una Vez) (Once, John Carney, 2007)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Una película chiquitita, artesanal, como sólo pueden serlo las que tienen poco presupuesto. Una nueva mezcla de amor y música en una película que tampoco satisfará a los que busquen un romance amable. Un buen título para asomarse al cine irlandés más reciente, con una banda sonora que se quedará zumbando varios días en un recoveco íntimo de tu cabeza.

  • Duración: 85 min.

Una cuestión de tiempo (About Time, Richard Curtis, 2013)

Películas románticas de amor y desamor - Hay vida después de la oficina

Aunque la lista haya sido ordenada por orden alfabético, no está mal acabarla con una película de esas que sacan una sonrisa. En este título se vuelve a echar mano de la fantasía para tenderle una trampa al espectador. El protagonista (Domhnall Gleeson) descubre que los hombres de su familia pueden viajar en el tiempo, y comienza a hacerlo en una película que acaba siendo una reflexión sobre cómo usamos nuestro tiempo y sobre cómo hay veces que es mejor dejar que algunas cosas se marchen, tengamos o no superpoderes. Para pasar un rato muy agradable y volver a disfrutar de Bill Nighy.

  • Duración: 123 min.

Buenos, son unos cuantos deberes, ¿no? Todas estas películas forman parte de esa lista de cintas que me gustaría no haber visto para volver a verlas por primera vez. ¿Qué os parecen?

¿Alguna película que se eche en falta en la lista? ¿Alguna por la que queráis pegarme?

Share:

2 comments

  1. Maggie 22 diciembre, 2018 at 15:18 Responder

    Eternal Sunshine es mi película favorita, y eso es mucho decir, pero es que About Tima me marcó y muchísimo. Esa es la magia del cine: como te lleva a donde quieres o necesitas llegar.

    Tengo algunas pendientes en mi watchlist (yo en IMDB, pero también la tengo abandonada) creo que ya tengo plan para mi Navidad

    PS: gracias por incluir Her, me encanta. Y otro día hablamos de la lectura con las gafas púrpura de 500 Days…

    • Elena C. Alonso 22 diciembre, 2018 at 15:37 Responder

      Me gusta esa PS! Sobre todo porque he reflexionado mucho al escribir la lista, no sólo en esos términos, sino también en los de temáticas homosexuales, raciales… Es una lista mainstream en toda regla («Alta Fidelidad», por cierto, no se escapa mucho de eso que comentas).

      Y «Her» creo que me entró de manera diferente la 3ª vez que la vi, gracias a un trabajo del máster.

      PD: Eres mi primer comentario <3

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *