DestacadoMúsica

Terapia de choque: playlist para rupturas

Playlist para rupturas - Hay vida después de la oficina

Soy muy desordenada. Lo declaro ante todo el mundo, sin tapujos. Pero, ojo, soy desordenada para mis espacios propios, no lo soy en modo apocalipsis que invade todas las estancias de la casa. Lo mío es más desorden de escritorio, sea cual sea (el de mi habitación, el del trabajo…). Este desorden lo transmito también a mis espacios propios del mundo digital; yo era de las que tenía Mis Archivos Recibidos hecha un auténtico jari, y ahora me pasa lo mismo con mi carpeta Descargas.

Esto se traduce también en mi cuenta de Spotify. Desde que me registré en la plataforma, allá por 2011, he ido acumulando una serie de playlist que ahora mismo están, en su mayoría, cogiendo polvo. Mi cuenta de Spotify es un auténtico cementerio de elefantes.

Playlist para rupturas - Hay vida después de la oficina

Un paseo por mi cuenta de Spotify.

Hace unos días, en plan remember, estaba escuchando listas viejas de canciones y me topé con una que, a día de hoy, creo que sigue siendo de mis favoritas. La llamé en su momento TBU, que no son más que las siglas de The Break Up (en castellano, la ruptura, para que nos entendamos). Sí, hice una playlist para rupturas. No sé en qué estaba pensando pero el caso es que, mirándolo en retrospectiva, funcionó.

Una playlist para rupturas… ¿masoquismo?

Y digo que no sé en qué pensaba porque no está formada exclusivamente de canciones que empoderan después de un desengaño amoroso, sino que hay un poco de todo. En realidad, no pensé mucho en lo que estaba añadiendo, simplemente me venían a la cabeza, sin darle vueltas. Me acuerdo de que cuando empecé a agregar canciones no estaba segura de si iba a poder escucharla tal y cómo me sentía, pero poco después le di al botón de play por probar y acabé enganchándome. Y no lo hice de una manera poco saludable como se podría esperar, sino que llenar mi cabeza de todas esas canciones me producía calma. Supongo que me encontraba en un momento en el que buscaba al fin, después de la tormenta de la incomprensión y las miles de preguntas, la aceptación más sanadora, y que empaparme de esa música me recubría de esa sensación tan mágica de “esto no sólo me ha pasado a mí… así que es posible salir de este agujero”.

Además, ponerla en aleatorio tenía su toquecito de humor. Pasaba en un plis del verbenero Que te den de Amparanoia a José González y su Hand on your heart para pasar a cantar (por razones algo inconscientes) El hombre del piano versionada por Ana Belén a grito pelado. También están las obligatorias del panorama español: Turnedo de Iván Ferreiro y Tú, Garfunkel de The New Raemon. Y, si la cosa se pone de bajón, un poquito de salsa con Se me olvidó otra vez de Maná.

Mi playlist para rupturas está accesible aquí y aquí:

Estos días he añadido alguna más que me venía a la cabeza mientras la reescuchaba, como algún temazo indispensable de Love of Lesbian, a quienes descubrí tardíamente (gracias, Lola). Y una canción de esas que tienes ganas de cantarle a la cara a la persona que te acaba de dejar pero su egocentrismo le impide marcharse y dejarte tranquilo: No puedo más contigo, de Niños Mutantes.

Al final, supongo, porque casi no lo recuerdo, dejé de escucharla porque comencé a sentirme mejor a cada día que pasaba. Llegó ese momento en el que la ruptura acaparaba menos espacio en mi mente (un momento que aunque pensemos que a nosotros nunca nos va a llegar, siempre llega) y me dediqué también a expandir mis horizontes musicales y a explorar otras temáticas, que tampoco está mal. Eso, y que vi Rent: Filmed Live on Broadway (Michael John Warren, 2008), y estuve meses y meses escuchando sus canciones, con el No day but today para arriba y para abajo.

Playlist para rupturas - Hay vida después de la oficina

Siempre es un buen momento para poner una foto de James McAvoy (y de Jessica Chastain, también). Es un fotograma de la película La desaparición de Eleanor Rigby (Ned Benson, 2013), un buen viaje sobre rupturas.

Y, vosotros, ¿tenéis alguna canción que os haya ayudado de la manera que sea a sobrellevar una ruptura? ¿O en el duelo de cualquier despedida impuesta (o autoimpuesta)? ¿Alguna anotación que me dais para mi playlist para rupturas? En verdad… Espero poder seguir escuchándola desde lejos, que al final es muchísimo mejor.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *