DestacadoEscritura

NaNoWriMo 2019: Consejos para superarlo

NaNoWriMo 2019 - Hay vida después de la oficina

Ya no queda nada. La iniciativa NaNoWriMo 2019 arrancará en apenas tres días y ahora mismo hay miles de personas preparándose para comenzar a aporrear el teclado día tras día a lo largo de todo el mes de noviembre. Otras tantas se lo siguen pensando.

Como os conté en este post en el que narro mi propia experiencia de 2016, el National Novel Writing Month (el mes de la escritura de novelas), conocido como NaNoWriMo, es un proyecto que se inició en Estados Unidos a finales de los noventa con un objetivo bien claro: empujar a escritores -la mayoría no profesionales- a escribir, al menos, 50.000 palabras durante el mes de noviembre. No importa cómo de perfecto se haga, el caso es escribir sin ataduras ni pretensiones. Sólo escribir y dejarse llevar.

NaNoWriMo 2019 - Hay vida después de la oficina

De mi experiencia hace tres años nació lo que hoy es mi novela Puente. Cumplí mi objetivo de 50.000 palabras y en los meses siguiente continué esa locura que había iniciado hasta que, al fin, en marzo de 2017 pude firmar el primer borrador de la criatura. Parece que ha pasado un mundo desde entonces. Aunque, en parte, así ha sido: unirme a esta iniciativa me dio la seguridad y la autoestima que en otros momentos me habían faltado para sobrellevar un proyecto así. Hay muchos textos críticos con NaNoWriMo porque hay quienes piensan que es algo demasiado amateur y que hace creerse «escritor» a cualquiera (ay, ese elitismo artístico, qué bien se nos da a veces), pero lo mejor es pasar de todos ellos y hacer lo que a uno le salga.

Así que, este año, allá vamos de nuevo. Yo también me estoy preparando (esta vez, con algo más de previsión que en 2016), y por ello me he decidido a escribir este post sobre algunos consejos para surfear la experiencia y acabar noviembre victoriosos. Se consigan o no esas 50.000 palabras, intentarlo y empezar a darle forma a cualquier idea ya es un triunfo. Que nadie se olvide de ello.

Consejos para disfrutar de NaNoWriMo 2019

Cada uno debe dar con las fórmulas que mejor le funcionan. Aquí va algunos consejos basados en las enseñanzas que saqué de mi acercamiento hace tres años.

Encuentra tu «tiempo de escritura»

Para mí, al menos, esto es lo más importante. También lo fue en su momento porque trabajaba de nueve de la mañana a seis de la tarde y volvía agotada y sin ganas de sentarme ante la pantalla del ordenador (además, en pleno noviembre, es decir, ya era casi de noche cuando llegaba a casa). Así que mi aprendizaje fundamental fue encontrar mi tiempo de escritura, es decir, un momento que pudiera blindar (casi) todos los días para dedicarlo a la escritura. Y protegerlo durante todo el mes.

En mi caso, encontré la clave en madrugar. Aprovechaba las primeras energías de la jornada y enfrentaba el resto del día calmada y satisfecha con mi progreso.

A las 6 de la mañana me gustaba más el café que al Agente Cooper.

Dale importancia también a un espacio para escribir

No sólo es dar con el tiempo que hace falta, sino también con los lugares que mejor te hacen sentir para escribir. Hay personas que prefieren hacerlo entre el bullicio de una cafetería u otras optan por estar a solas en su habitación. Lo fundamental es agarrar con mimo ese espacio donde uno se siente a gusto para crear su pequeño mundo y hacerlo cómodo para poder aprovecharlo todo el mes.

Yo, por ejemplo, no soy de escribir fuera de casa. Me gusta parapetarme en mi escritorio (muy desordenado, eso sí, tengo que quererme tal y como soy) y encontrar allí mi rinconcito para darle a la tecla.

Exígete disciplina, pero siempre con flexibilidad

A muchos de nosotros nos gusta sacar el latigo a pasear y darnos unos cuantos toquecitos en la espalda. Escribir, a menudo, es sinónimo de presión e incluso de boicots que nos hacemos nosotros mismos. NaNoWriMo nace para que uno se anime a marcarse una disciplina que seguir y así poder ir creando una rutina creativa, pero cualquier orden se puede romper si nuestro bienestar así lo precisa.

Si quiero dormir un día un poco más, lo haré. Tal vez pueda organizar mi día para aprovechar un rato de esa misma tarde. Y si quiero un par de días «libres» y tomarme el fin de semana de desconexión, también lo haré. En ocasiones el cerebro necesita oxigenarse y, al menos tal y como yo lo entiendo, la disciplina siempre tiene que ir de la mano de cierta flexibilidad para mantener la mente sana y tranquila.

Las playlist nunca sobran

No sé vosotros, pero a mí la música me ayuda muchísimo para escribir. Dedico parte del tiempo antes y durante NaNoWriMo para dar con playlist que me encajan con la historia que quiero narrar, y voy eligiendo otras canciones y melodías. Por ejemplo, este año, como me he propuesto iniciar un proyecto de ciencia ficción, estoy ya enganchada a esta playlist de Spotify. ¡Acepto sugerencias!

No olvides actualizar tu contador de palabras

Importante. Aunque hayas escrito veinte palabras ese día. Ir viendo cómo sube la cifra anima a seguir escribiendo. Además, dentro de la web de NaNoWriMo, una vez comiences tu proyecto, encontrarás multitud de estadísticas sobre tu progreso que se mantendrán guardadas en tu perfil para que vuelvas a echar un vistazo siempre que quieras.

NaNoWriMo 2019 - Hay vida después de la oficina

Apóyate en la comunidad NaNoWriMo si lo necesitas

Alrededor de todo el planeta hay decenas y decenas de grupos de personas que se apoyan unas en otras para superar su objetivo. Desde los foros que alberga la web oficial de la iniciativa hasta grupos de Discord o de Facebook mediante los cuales se organizan quedadas para prepararse y para escribir en compañía. Si eres de los que se motivan más cuando van a la biblioteca con alguien, busca por tu ciudad y seguro que hallarás tu comunidad particular para enfrentar con más ganas este reto.

Algo importante: ten presente que puedes conseguirlo

Esto suena a libro de autoayuda pero en una carrera de fondo como esta es necesario dejar al síndrome del impostor hibernando. Al fin y al cabo, se trata de un reto personal con pocos alicientes más allá de demostrarse a uno mismo que puede escribir algo largo de una vez. Mantener un pensamiento positivo (aunque siempre con esa flexibilidad que mencionábamos antes, porque siempre hay días y días) resulta clave para proseguir el mes sin volverse loco.

Y, además, es totalmente cierto: todos pueden y podemos conseguirlo.

Lo básico: DISFRUTA el viaje

Esta travesía es, ante todo, un proceso de aprendizaje personal y una manera de respetarnos más a nosotros mismos como creadores. Debemos tener en cuenta que no nos va la vida en ello, sino que es algo que elegimos hacer sin exigencias malsanas ni presiones. Tomátelo como disfrute puro, y sobre todo que acabe siendo un regalo para muchos, pero sobre todo para ti.

Así que a por ello. Regístrate y a escribir. Que noviembre se nos echa encima ya mismo.

¡Mucha energía y suerte a todxs!

NaNoWriMo 2019 - Hay vida después de la oficina

Fight!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *